Formatos, piratería y evolución del libro electrónico

Comparto una entrevista realizada por el escritor Roni Bandini, comandante del blog #MundoEbooks de infobae respecto de libros digitales, piratería, evolución y otras yerbas varias siempre asociadas a estas cuestiones.

Formatos, piratería y evolución del libro electrónico

En los medios en español, la norma es preguntar sobre eBooks a gente cuya última adquisición tecnológica fue una videograbadora VHS. A la ingenuidad de las preguntas (“¿Usted cree que el libro en papel va a morir?”) se suma la idiotez de las respuestas (“Únicamente sobre mi cadáver”) y pocas veces se consigue información interesante.

Para variar, van siete preguntas a Julián Calderazi de VMG studio, desarrolladores del eBook Mano Propia  y de la compilación de columnas Cultura Paranoica.

¿En qué formatos recomendás tener disponible un eBook?

Nuestra recomendación es producir en formato ePUB3, que es también aceptado como archivo fuente por Kindle para luego convertirlo a mobi/KF8. De esta forma se produce un único archivo que es igualmente útil en múltiples canales.

¿Qué ventajas o desventajas ves entre los principales formatos de eBooks ?

Como ventaja, ePub3 es muy superior a su antecesor (ePub2) tanto en el control del contenido como en aspectos de accesibilidad. El formato mobi/KF8 es un poquito más limitado (comparado con ePub3) pero en general ambos permiten convertir el diseño editorial heredado del título en papel o diseñar y maquetar de cero sin problemas. Son muy pocos los casos en los que se requiere una adaptación del contenido en la digitalización.

¿Un particular o una editorial que edita un eBook podría tener problemas por el uso no autorizado de tipografías?

Un eBook es definido como software. Para poder distribuir una tipografía se debe contar con la licencia de distribución  que no es igual a la licencia de uso. Si se incluye una tipografía en un eBook y se distribuye o comercializa sin la licencia de distribución, este comportamiento corresponde a una práctica ilegal con sus posibles consecuencias.

¿Cómo se resuelve en un eBook la incorporación de notas al pie, índices onomásticos y tablas?

En ePub3 , las notas al pie son definidas como tales y éstas son representadas en la misma pantalla en la que está presente la referencia a la misma. Kindle, a la fecha no soporta pie de páginas por lo que la práctica común es colocarle un link hacia al final del capítulo o sección con un link de retorno para que el lector pueda volver a donde estaba leyendo. Las tablas (para cualquier plataforma) deben ser representadas como tablas, siendo estas maquetadas en XHTML y nunca como imágenes. Respecto de los índices onomásticos éstos se pueden representar sin problema alguno en eBooks de maquetación fija (ePub3 Fixed-Layout).

¿Qué consejo le darías a un editor preocupado con la piratería de sus eBooks?

Estoy seguro de que si la música encontró la forma de sobrevivir a la piratería, el libro también sabrá encontrar su camino. Aún así, la piratería en muchos casos responde a filtraciones de información desde adentro y no estrictamente a un usuario que sepa o pueda violar el DRM de un título. Pienso que con lo económico que son los títulos, quien está dispuesto a pagar, va a la tienda, compra, lo descarga y comienza a leer cuando quiere. Quien busca descargar un título de forma ilegal por lo general no tiene voluntad de pagar ni $0.99. En una descarga pirata tampoco existe garantía de que el contenido haya sido alterado por lo que podrían estar descargando una copia ilegal y leyendo cualquier cosa sin tener la menor idea.

¿Cómo fue el proceso de edición del eBook Mano Propia?

Mano propia se desarrolló en poco más de dos días y luego se realizaron modificaciones según criterio de la editorial interZona (saltos de página, cuerpo de tipografía, márgenes, etc). El archivo fuente fue provisto en formato Word, las ilustraciones en PNG y los logos en SVG.

Captura de Mano Propia en iPad
Interior del eBook Mano Propia

En su etapa de anteproyecto, interZona tenía el objetivo de publicar el título ‘en la mayor cantidad de canales posibles’ por lo que propusimos desarrollar el título en ePub3. Aún así, también planteamos una adaptación en el tamaño de las imágenes para la versión en Kindle con el único objetivo de disminuir el tamaño y consecuentemente el peso de éstas (pero sin disminuir la calidad de las mismas) ya que en Amazon, el peso (en MB) del título, dependiendo del país donde se produzca la venta, representa un costo de venta adicional.

¿Tuviste ocasión de trabajar sobre eBooks que incorporen geolocalización, interactividad y gaming? ¿Qué opinión tenés de este tipo de funciones?

Hemos trabajado en lo que se denomina EEB (Enhanced eBooks) con interactividad y geolocalización pero no (aun) en gaming. Se pueden hacer cosas muy interesantes que a veces dan la sensación de que deja de ser un ‘libro’ pero aún así la experiencia de lectura sumada a la interacción del lector respecto del contenido pueden dar un resultado superador. El desafío de estas posibilidades radica tal vez en desarrollar junto al editor las interacciones pensando en el público y en los diferentes dispositivos desde los que se vaya a acceder al título. Tanto en libros de contenido educativo como libros para niños, la interacción, inserción de audio y/o video potencian y amplían muchísimo las posibilidades.

 

Fuente: http://blogs.infobae.com/mundo-ebooks/2014/05/14/formatos-pirateria-y-evolucion-del-libro-electronico/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *